Comparsa: La Llorona

Director: Carlos Alberto García

La propuesta utiliza varios recursos teatrales para representar el mito de una forma didáctica. Hay un muñecón de cuatro metros de altura que se complementó con la escultura fallera como una especie de alter ego cómico del personaje representado, este conector permitió una lectura clara sobre el mito.

l títere modelado de espuma y brazos animados por varillas se percibe rígido, igual que los títeres animados con arnés, pues a pesar de su dimensión, no cuentan con articulación en cuello, ojos o boca que los haga más expresivos y divertidos, en general se perciben más como una escultura en espuma que como un títere.

La imagen de la virgen se ve pequeña frente a la dimensión de las dos esculturas de La llorona. Este elemento puede parecer problemático por representar un símbolo sacro en una dimensión tan pequeña frente al personaje pagano. Es un acierto que el personaje sea representado por una actriz pero la parihuela con su decorado se percibe pequeña frente a la dimensión del camión y las dos Lloronas.

El recurso de los coturnos puede ser interesante para el lenguaje de la comparsa teatral, pero requiere pruebas y entrenamiento que no se realizaron a tiempo, quedando como una idea no resuelta. La principal debilidad de la comparsa es la confección de los vestidos, pues las telas opacas y la ausencia de tallajes no alcanzaron a configurar la estética tipo “Botero” que se planteó. Al quedar sin coturnos, sin el volumen y la tarea escénica planteada, estos personajes se desdibujaron y terminaron haciendo un desfile de saludos al público, desaprovechando el potencial visual que tenían las anchas faldas de las mujeres.

La producción dispone de un taller con materiales, herramientas y saberes propios que representan un capital importante para el movimiento teatral del departamento del Meta. La comparsa refuerza procesos de formación artística para jóvenes que deberán nutrir la oferta cultural de la ciudad.

Finalmente, la trayectoria y el virtuosismo en el moldeado de la espuma se pueden potenciar con acabados en tela y con articulaciones de cuello, ojos o boca que hagan unos títeres más dinámicos.